Clases de tiburones

Clases de tiburones

Clases de tiburones

El mundo animal es muy diverso. Tanto es así, que dentro de un orden macro, pueden agruparse cientos de variantes de especies que, incluso, podemos a llegar a desconocer. Hoy estaremos comentando sobre los distintos subórdenes que se cobijan bajo el nombre genérico y común de tiburón. ¡Sigue con nosotros!

Carchariniformes

Comenzaremos con los Carchariniformes. Este es el grupo más complejo y está compuesto por 197 especies agrupadas en ocho familias. Algunas de sus principales características son sus dos aletas dorsales sin espinas, una aleta anal, cinco hendiduras branquiales, mandíbulas que se extienden desde los ojos, un hocico ancho y redondeado, y membranas nictitantes. Dentro de este orden se encuentran el famoso tiburón azul (Prionace glauca), la pintarroja (Scyliorhinus canicula), el tiburón toro (Carcharhinus leucas), el tiburón martillo (Sphyrna mokarran), el tiburón tigre (Galeocerdo cuvier), el tiburón gris (Carcharhinus amblyrhynchos), el cazón (Galeorhinus galeus), y tiburones de agua dulce como el tiburón lanza (Glyphis glyphis).

Heterodontiformes

Este orden de tiburones solo posee género que agrupa a nueve especies. Denro de estas últimas se encuentra el suño cornudo (Heterodontus francisci), un tiburón que puede encontrarse en California central, en el Mar de Cortés (en México), y probablemente también en Ecuador y Perú. Suele habitar en los arrecifes, las rocas, los bosques de algas y las cavernas, en aguas que van desde los 2 hasta los 150 metros de profundidad. Es un animal nocturno, pues durante el día su actividad es mínima. Aunque no es considerado un animal agresivo, sí puede morder si es provocado. En general, los integrantes de este género destacan por su morro corto, sus hábitos bentónicos, las espinas en las aletas dorsales y sus cinco hendiduras branquiales.

Tiburones squaliformes

O. Squaliformes

Este orden de los Squaliformes engloba a 125 especies organizadas en 7 familias. Su rasgo más distintivo es la ausencia de una aleta anal y la membrana nictitante. Sí cuentan con dos aletas dorsales que en contadas especies pueden ser venenosas. Dentro de este orden encontramos ejemplares como el tiburón pigmeo (Euprotomicrus bispinatus), la mielga (Squalus acanthias), el tiburón boreal o de Groenlandia (Somniosus microcephalus) y el cerdo marino (Oxynotus centrina). Precisamente el tiburón boreal o de Groenlandia puede alcanzar los 6 ó7 metros de longitud, lo que lo convierte en uno de los tiburones más grandes que existen.  

O. Squatiniformes

Los Squatiniformes se expresan en un solo género, el Squatina, que cuenta con 22 especies. Se caracterizan por su forma aplanada y se alimentan de peces pequeños que habitan en el fondo del mar. Como otros tiburones poseen detectores de electricidad que les hace posible encontrar presas enterradas en la arena. Un aspecto interesante sobre su proceso de reproducción es cómo sus huevos se rompen dentro del cuerpo de la madre, haciendo que esta dé a luz a criaturas vivas. Un ejemplo claro de este orden es el tiburón ángel o angelote (Squatina dumeril.

O. Hexanquiformes

Los Hexanquiformes están divididos en 3 familias que agrupan a un total de 6 especies vivas hoy día. Los tiburones de este orden poseen 6 ó 7 branquias y una sola aleta dorsal, a la vez que carecen de membrana nictitante. Dentro de este orden podemos encontrar al tiburón anguila (Chlamydoselachus anguineus), el tiburón cañabota (Hexanchus griseus) y el tiburón vaca (Notorynchus cepedianus).

Tiburones orectolobiformes

Orectolobiformes

Este orden se expresa en un total de 7 familias que engloban a 33 especies diferentes. Su principal característica distintiva es la presencia de unos barbillones en el borde interno de las narinas, pero además se caracterizan por poseer una aleta anal y no tener espinas en sus dos aletas dorsales. Algunos ejemplos de este orden son el tiburón nodriza (Ginglymostoma cirratum), los singulares tiburones alfombra (Eucrossorhinus dasypogon) y el enorme tiburón ballena (Rhincodon typus), el pez más grande que existe.

Lamniformes

Los Lamniformes cuentan con 7 familias que actualmente agrupan a 16 especies. Se caracterizan por no tener espinas en sus dos aletas dorsales y por la presencia de 5 hendiduras branquiales, una aleta anal y unas mandíbulas que comienzan a extenderse desde detrás de los ojos. Aquí encontramos a ejemplares como el tiburón duende rosado (Mitsukurina owstoni), el tiburón azotador (Alopias vulpinus),  el tiburón peregrino (Cetorhinus maximus), el tiburón boquiancho o de boca ancha (Megachasma pelagios), el tiburón mako (Isurus oxyrinchus), el tiburón toro (Carcharias taurus) y el gran tiburón blanco (Carcharodon carcharias), uno de los tiburones más temidos en el mundo.

Tiburones pristoforiformes

Pristoforiformes

Este orden cuenta con 8 especies divididas en 2 géneros. Se trata de los tiburones sierra (Pliotrema warreni), cuyas características principales son su rostro largo y dentado con forma de serrucho, que utilizan para remover el fondo fangoso o arenoso en la búsqueda de su presa, a la que sacuden y cortan en bruscos movimientos de su sierra. Además cuentan con dos pequeñas aletas dorsales, pero no poseen aleta anal. Este es, junto con el tiburón anguila, el único ejemplar que tiene seis branquias.

Xenacanthiformes

Este orden de los Xenacanthiformes apareció hace aproximadamente 400 millones de años, durante el período Devónico, lo que los convierte en el segundo orden más primitivo de tiburones. Poblaron los ríos del antiguo continente de Pangea. Su cuerpo era similar al de los Hexanquiformes y comenzaban a poseer aleta dorsal. Este orden de tiburones ya se encuentra extinto.

Eugeneodontiformes

Aún existen entre los científicos algunas discrepancias en cuanto a las relaciones de este orden ya extinto. Algunos especialistas sostienen que se trata de holocéfalos, pues los consideran parientes de las quimeras que conocemos hoy; mientras otros autores los conciben como elasmobranquios, emparentados con los tiburones. Lo que sí está bastante claro es que eran animales muy vistosos debido a lo peculiar de sus mandíbulas y dientes, destacando los singulares dientes de Fadenia o aquellos enrollados en espiral de Helicoprion o Socorroideo.

Symmoriida

Los sinmoríidos aparecieron durante el período Devónico y Carbonífero, hace alrededor de 360 millones de años. Desgraciadamente, este orden de tiburones también se encuentra extinto.

Compártelo en tu red social: