Tiburones trozo

Tiburones trozo

Tiburones trozo

Distribución Geográfica

Los tiburones trozo son una especie pelágica costera que habita en aguas templadas y tropicales. Son la especie de grandes tiburones más abundante en el Atlántico occidental y tiene una distribución mundial, por lo que pueden encontrase en el Atlántico occidental y oriental, incluyendo el Mediterráneo.

En el Indo-Pacífico, su distribución se extiende desde el Golfo Pérsico y el Mar Rojo, hasta el sur y el este de África y las islas hawaianas.

La especie también habita en las islas Revillagigedo y Galápagos, en el Pacífico oriental.

Hábitat

Los tiburones trozo son una de las especies costeras que habitan en el fondo de aguas poco profundas y que rara vez podrán ser vistos en la superficie del agua.

Tienden a preferir las aguas de las plataformas continentales, bancos oceánicos, y terrazas de isla, además de poder encontrarse en puertos, estuarios, bocas de bahías y ríos, y aguas turbias de escasa profundidad. A pesar de esto, la especie es exclusivamente marina y no se aventura al agua dulce.

Hábitat de los tiburones trozo

Se cree que el tiburón trozo prefiere los sustratos suaves y por eso evita los arrecifes de coral y otras áreas ásperas de fondo.

Pasa la mayor parte del tiempo en aguas entre 20 y 65 metros de profundidad (60 a 200 pies), pero, sin duda, se mueve también hacia aguas más profundas para someterse a la migración.

Al igual que con muchos tiburones de su género, el tiburón trozo realiza migraciones estacionales.

Estos movimientos están influenciados principalmente por la temperatura, aunque se cree que las corrientes oceánicas también juegan un papel importante.

Los machos migran antes y hacia aguas más profundas que las hembras. Lo hacen congregados en grandes grupos, mientras que las hembras prefieren migrar en solitario.

Debido a las grandes distancias que existen entre las poblaciones conocidas de tiburones trozo en el mundo, es muy probable que estos animales también sean capaces de ejecutar largas migraciones pelágicas. Sin embargo, estos movimientos de largo alcance son probablemente el resultado de "paseos" accidentales o irregulares, influidos por corrientes oceánicas, en lugar de migraciones regulares asociadas con la temperatura estacional.

Rasgos distintivos de los tiburones trozo

Rasgos distintivos

La característica más distintiva del tiburón trozo es que su primera aleta dorsal es más grande que el promedio de tamaño de las aletas de especies similares, y se origina por encima o ligeramente por delante del eje pectoral.

De igual forma, la especie tiene una nariz sin rodeos y redondeada, más corta que la anchura de la boca.

Entre las aletas dorsales hay un canto interdorsal y los dentículos dérmicos del cuerpo están ampliamente espaciados, además de no haber dientes definitivos, que presentan una superposición distinta a la del mayoría de los tiburones de la familia Carcharhinidae.

Coloración

Los tiburones trozo tienen una coloración que varía de tonos azulados a gris y marrón en su parte dorsal, y a tonos más claros en su vientre, que termina siendo blanco. Aunque los márgenes exteriores de las aletas son a veces de un tono más oscuro, esta especie no tiene marcas evidentes.

Dentadura

Los dientes superiores de este animal marino son ampliamente triangulares, serrados y con cúspide alta. Por su parte, los inferiores son más estrechos y están serrados de form más fina.

Las piezas delanteras están erectas y son simétricas, pero se hacen más pequeñas y cada vez más oblicuas a medida que avanzan hacia las esquinas de las mandíbulas.

Tamaño de los tiburones trozo

Tamaño, Edad y Crecimiento

Esta especie puede calificarse de moderadamente grande, ya que alcanza hasta 2,4 metros de largo (7,5 pies).

Los machos llegan a la madurez con un tamaño entre 1,3 y 1,8 metros (de cuatro a 5,5 pies) mientras que las hembras lo hacen entre los 1,45 y 1,80 metros (4,5 a 5,5 pies). El tamaño al nacer oscila entre los 5,5 y siete metros (1,5 a 2 pies).

El tiburón trozo puede pesar de 45 a 90 kilogramos (100-200 libras) en la madurez, pero con un promedio de 50 kilogramos (110 libras) los machos y 68 kilogramos (150 libras) las hembras.

Hábitos Alimentarios

El tiburón trozo es un depredador oportunista que se alimenta en el fondo de peces relativamente pequeños, moluscos y crustáceos.

Entre sus alimentos comunes se incluyen varios peces óseos, anguilas, rayas, cazón, pulpo, calamar, bivalvos, camarones y cangrejos. Este tiburón se alimenta durante todo el día, pero se vuelve más activo para ese fin durante la noche.

Debido al alto porcentaje de tiburones de esta especie encontrado con los estómagos parcialmente llenos, y a su relativamente hígado grande, que contiene un alto porcentaje de aceite y vitaminas, se cree que estos animales tienen una estrategia de alimentación muy exitosa y reciben un suministro más regular de alimentos que otras especies similares.

Reproducción de los tiburones trozo

Reproducción

En el hemisferio norte, el apareamiento se produce en la primavera o principios del verano (mayo-junio), mientras que en el hemisferio sur, en correlación con la temporada más cálida del verano, los tiburones se aparean desde finales de octubre a enero.

Durante este tiempo, un macho adulto sigue persistentemente a una hembra. De vez en cuando muerde el área entre las aletas dorsales de ella, hasta que esta da la vuelta, lo que le permite a él realizar exitosamente el acto de apareamiento.

Esta forma de comportamiento de cortejo a menudo deja a la hembra con cicatrización permanente.

Una vez que se produce la fecundación, el período de gestación puede variar entre ocho y 12 meses, dependiendo de la ubicación geográfica. Así, tiburones trozo femeninos del Atlántico occidental en general, llevan a sus crías durante nueve meses, mientras que en el sureste de África, el período de gestación puede durar hasta 12.

Un tiburón trozo hembra puede quedar en estado cada dos años, con un año de descanso intermedio entre cada evento de parto.

Los embriones se alimentan a través de una salida de la placenta, una estrategia reproductiva conocida como viviparidad. Su nacimiento ocurre en hábitats de aguas poco profundas, lo que proporciona una zona 'vivero' de tiburones jóvenes, en la que se protegen de la depredación de los tiburones más grandes.

Carcharhinus plumbeus

Al igual que el período de gestación y de apareamiento, el tamaño de la camada también varía según la región. En el mar del Sur de China, las camadas suelen tener entre seis y 13 crías, mientras que fuera de las islas de Hawai, las camadas promedian cerca de siete crías.

Con independencia de la ubicación, el tamaño de la camada depende también del tamaño de la madre. Así, tiburones más grandes producen camadas más grandes.

Depredadores

Los tiburones trozo menores pueden ser presa de grandes tiburones como el tiburón toro. Sin embargo, los adultos tienen pocos o ningún depredador.

Importancia para los humanos

El tiburón trozo juega un papel importante en la pesca comercial de tiburones a lo largo del este de los Estados Unidos. De hecho, debido a su número, tamaño moderado, carne sabrosa, y una alta relación de aleta-carcasa, es la especie objetivo principal en esta área.

También es capturado en el este del Atlántico norte, así como en el Mar del Sur de China por sus aletas, carne, piel e hígado.

Además de este impacto significativo del tiburón trozo en la pesca comercial, es valioso para los pescadores deportivos como un pez de captura recreativa.

Peligro para los humanos

Debido a su preferencia por presas más pequeñas y su tendencia a evitar las playas y la superficie, el tiburón trozo plantea poca amenaza para los humanos. No obstante, a pesar de que rara vez se ha asociado con los ataques a humanos, su tamaño hace que sea potencialmente peligroso.

Conservación de los tiburones trozo

Conservación

El tiburón trozo exhibe una estrategia reproductiva que incluye camadas de pocos miembros, tamaño pequeño, tasa de crecimiento lenta, y un período de gestación relativamente largo. En consecuencia, este tiburón es vulnerable a la sobreexplotación de la pesca.

El aumento de la pesca recreativa y una mayor demanda de aletas de tiburón, así como de su carne, en la década de 1980 tuvieron un efecto adverso y profundo en el número de tiburones trozo en el Atlántico suroccidental.

En ese entonces, y hasta hoy, se propuso que la población de tiburones trozo, o de bancos de arena, como también se les conoce, no fuese sobreexplotada dada su reducción en dos tercios en el área mencionada.

Afortunadamente para la conservación de la especie, ha habido un ligero aumento en las cifras de población en los últimos años como resultado directo de la aplicación de regulaciones pesqueras. Además, se cree que ha habido una disminución en la depredación de los tiburones trozo menores en las zonas de cría de tiburones más grandes, a partir de la disminución de las poblaciones de grandes tiburones depredadores.

Actualmente, el tiburón trozo aparece como una especie "casi amenazada" en todo su rango geográfico por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), con la excepción de la región del Atlántico noroeste, donde se evaluó como "Bajo Riesgo / Dependiente de la Conservación".

La UICN es una organización que une a estados, agencias gubernamentales y organizaciones no gubernamentales, para evaluar el estado de conservación de las especies e indicar como contribuir a su conservación.

Compártelo en tu red social: