Tiburones aleta negra

Tiburones aleta negra

Tiburones aleta negra

Los tiburones de aleta negra son una especie de tiburón que se caracteriza por su nado rápido, en espiral, y porque a menudo suele saltar sobre la superficie del agua.

La razón de su movimiento en espiral se debe a su forma natural de atrapar a sus presas: escalando rápidamente dentro de un banco de peces e intentando atrapar el máximo número posible desplazando rápidamente en distintas direcciones, hacia todos los lados. De igual forma saltan a través de la superficie del agua, sin hacer ningún intento por reducir la velocidad antes de llegar a la cima, mientras persiguen alguna presa.

Descripción

Los principales rasgos para describir a esta especie son su tamaño, grande, su constitución delgado, y su hocico o nariz puntiaguda.

Su primera aleta dorsal es relativamente pequeña y se inicia a la misma altura que el extremo de la aleta pectoral, o ligeramente detrás de este. Es válido destacar que los tiburones de aleta negra no tienen cresta interdorsal.

Coloración

La coloración de los aletas negra está matizada por un color gris-bronce en la espalda y blanco en la zona del vientre. De igual forma, estos tiburones tienen una banda blanca y fina a lo largo de sus flancos puntas negras muy notables en ambas aletas dorsales, las pectorales y la anal, así como en la parte inferior de la aleta caudal, aunque los ejemplares menores de 70 centímetros (2,30 pies) no tienen marcas oscuras.

Distribución

Esta especie de tiburón puede verse en el Atlántico occidental, desde Carolina del Norte hasta la Florida, las Bahamas, Cuba y el norte del Golfo de México, pero probablemente no en el mar Caribe, donde se cree que desparecieron, y  Brasil.

Asimismo, está presente en el Mediterráneo sur, frente a la costa del norte de África, Cabo Verde, Sierra Leona hasta Angola; en el océano Índico, al sudeste de África, Madagascar, islas Seychelles, el Mar Rojo, el Golfo de Adén; y en el occidente y centro del Pacífico y Australia, aunque no se encuentran en las regiones insulares de este océano.

Como puede comprobarse, los tiburones de aleta negra tienen una amplia gama de distribución, lo cual puede deberse a sus migraciones estacionales.

Están ubicados en casi todo el mundo sobre la plataforma continental, y prefieren aguas poco profundas, menos de 30 metros (9,1 pies), pero también se han visto en profundidades de aproximadamente 75 metros (22,85 pies).

Tamaño y peso

La longitud media de la especie es de aproximadamente 195 centímetros (6,40 pies), con un peso de 56 kilogramos (123 libras). El ejemplar más largo encontrado hasta la fecha midió 278 centímetros (9,12 pies).

Alimentación

Estos tiburones se alimentan principalmente de peces, prefiriendo los de enjambre como las sardinas o arenque. Sin embargo, su espectro de alimentos es muy amplio y también incluye al atún, el pez ronco, peces lagarto, etc., así como moluscos, pequeños tiburones y rayas.

Reproducción

Los tiburones aleta negra son vivíparos y tienen una placenta saco vitelina. Pueden llevar entre tres y 15 crías, cada una de las cuales puede medir entre 60 y 75 centímetros (1,97 pies y 2,46) al nacer.

El período de gestación dura entre 12 y 15 meses y el momento del nacimiento varía dependiendo de la ubicación. Por ejemplo, los meses de verano para los animales en Senegal, y la primavera y principios de verano para los de la Florida y el Golfo de México.

Los tiburones jóvenes de esta especie nacen en las regiones costeras y crecen rápidamente.

Especies similares

Los aleta negra se asemejan a otras especies de tiburones que en su mayoría son sólo identificables por especialistas.

La coloración negra y distintiva de las aletas anales, sin embargo es una clara característica reconocible en animales más grandes.

Esta especie suele ser confundida con el tiburón punta negra (Carcharhinus limbatus) pero al contrario de los tiburones aleta negra, esta especie tiene una aleta anal blanca sin punta de color negro.

Para terminar, debes conocer que hasta el momento no ha habido informes sobre ataques de tiburones aleta negra a seres humanos, por lo que quizás esté entre las especies menos peligrosas.

Compártelo en tu red social: